¿Somos un guion?

El guionista

Es posible, que al leer el titulo de esta publicación, lo primero que nos venga a la cabeza, este relacionado con algún tipo de obra literaria o audiovisual donde existe una interacción entre diferentes personajes, utilizando en cada uno de sus diálogos el símbolo del guion (-).

Quizás al formularnos la pregunta “¿Somos un guion?”, pensemos en algo como por ejemplo: nuestras acciones realizadas durante un día, nuestros hábitos que ahora son rutina, nuestras decisiones autómatas (eso que en ocasiones no sabemos por qué lo hacemos pero lo llevamos a cabo porque creemos que esta bien). Y al buscar respuestas en el por qué de este guion “autoimpuesto” obtengamos respuestas justificadas como podrían ser; el trabajo, nuestra fisiología, los objetivos a alcanzar, nuestras circunstancias etc,.

Sea cual fuere el pensamiento y las deducciones extraídas de estas ideas, lo importante es saber que posiblemente todas ellas serán válidas, al igual que otras muchas aquí no presentes. Ahora dígame, ¿Nunca ha sentido que todas las acciones realizadas llevan un orden establecido, un marcador interno que nos dice por donde marchar y peor aún, un miedo interiorizado de sentirse perdido/a si este desaparece?, ¿no ha sentido la presión externa de continuar un guion el cual estás deseando modificar?, ¿no has sentido que el camino que crees seguir de forma voluntaria es en realidad un guion ajeno?, de verdad ¿nunca ha deseado creer que todo cuanto eres, es fruto de tus decisiones y que tú eres el único guionista de tú obra?. El solitario (yo, tú, ella ó él) es muy preguntón y puede deducir que somos siempre parte del guion de otro semejante, porque parte de lo que somos es debido, a que el prójimo de una u otra forma tiene influencia en nosotros/as a lo largo de nuestras vidas para dar como resultado la obra que exponemos en este escenario llamado mundo.

¿Significa esto que si soy parte del guion de otras personas y otras personas serán parte del guion que yo escriba a lo largo de mi obra, soy responsable en cierta manera de las acciones de mi prójimo?

Seguramente ahora te sientes intrigado/a, desorientada/o y quieres saber más o simplemente sientas que esto es algo simplista y obvio. El solitario, te invita a que te tomes un pequeño descanso y reflexiones sobre lo dicho anteriormente. Vete a comer algo (la merienda de tu abuela/o, el bocadillo que te ha dejado tú padre o madre), vete a fumar (los cigarros que te vendió tú vecino/a que el cual compro a un proveedor y este a quien los produce), vete al baño a realizar un formateo intestinal, sé que tendrás tú móvil en la mano así que por favor recuerda bien con que mano sujetas el papel y con que mano sujetas el celular.

Hagas lo que hagas, reflexiona sobre lo anterior. El solitario también lo hará.

Continuará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s